miércoles, 22 de julio de 2009

Manifestaciones del lenguaje.


Sin duda alguna, la característica más notable de nuestra especie es nuestra capacidad de hablar. La increíble facilidad que nosotros adquirimos el lenguaje indica que debe existir un mecanismo innato. Sin embargo, aprendemos un idioma concreto debido a factores puramente ambientales.
Aunque los animales no hablan, nadie puede negar que se comuniquen; esto es, porque intercambian información sobre muchas cuestiones relevantes. Algunas especies, como las abejas o el cercopiteco verde utilizan lo que se denomina un ‘sistema de comunicación referencial’, mediante el cual emplean signos arbitrarios para transmitir alguna información del medio ambiente, diferente del estado interno del animal. Diversos estudios realizados sobre nuestra evolución humana demuestran desde el ancestro australopitecos son capaces de aprender y utilizar signos arbitrarios, incluso llegando a combinarlos de forma sencilla. Ello constituye una capacidad cognoscitiva realmente notable, pero no es equivalente al actual lenguaje humano.
Es evidente que alguna vez tuvo que existir una forma primitiva de lenguaje, pero ésta no ha llegado hasta nosotros. Una posibilidad es que una vez que surge en una especie la capacidad de hablar, aunque sea de forma simple, dicha especie entra en un callejón evolutivo que le lleva inevitablemente hacia un lenguaje complejo.
El lenguaje verbal de los humanos está basado en el modo simbólico, en el cual, el significado del símbolo está contenido implícitamente en su relación con otros signos y además, puede ser empleado en diferentes contextos (recordemos que las primeras manifestaciones en la evolución humana se enfocaron por necesidad de cubrir las necesidades básicas; no solamente fueron ruidos, tonos a través de la voz, si no que movimientos corporales). El uso de símbolo cambia el modo que emplea el cerebro para guardar y procesar la información que recibe del mundo exterior.
Se sostiene que el lenguaje constituye una capacidad específicamente humana, diferente de la inteligencia general, que surgió en nuestra especie como consecuencia de presiones selectivas y que confiere una ventaja evidente a los individuos que la poseen. La idea de que es lenguaje es un instinto está apoyada por dos tipos de razones: 1) existen zonas del cerebro especializadas en el manejo del hablar.2) existen enfermedades genéticas que alteran la capacidad mental, dejando casi intacta la capacidad lingüística l. Sin duda las primeras manifestaciones del hombre fueron por causas ambientales, debido al periodo tan hostil que padecieron, donde necesitaban comunicarse para cubrir sus necesidades, recordemos que existían diferentes tipos de comunicación, la mas sorprendente y que se mantiene como vestigio actual, es el arte parietal y el arte moviliar donde el ser bípedo expresaba las actividades que realizaba día a día, pintaba en grandes cuevas, signos, animales, para que en un futuro, las nuevas generaciones puedan saber e informarse respecto a sus ancestros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada